¿Porqué degradable?

Todos los plásticos convencionales con el paso del tiempo se fragmentan y son completamente biodegradables, pero una vez que finalizan su vida útil y son desechados, puede durar décadas en el medio ambiente. Esta acumulación de residuos plásticos, puede ser controlada y reducida usando la tecnología d2w® para plásticos inteligentes o con vida controlada.

La tecnología d2w® de Symphony controla y acelera el proceso de oxobiodegradación y convierte el plástico, al final de su vida útil, en un material con una estructura molecular diferente. En ese momento ya no es un plástico, y los fragmentos pueden ser bio-asimilados en ambientes abiertos más rápido que las ramas o pajas y mucho más rápido que el plástico convencional o reciclado. d2w® ha pasado las pruebas habituales de ecotoxicidad y no contiene "metales pesados". Está certificado para contacto directo con los alimentos.

En la fabricación de plásticos d2w®, el costo del uso de esta tecnología es muy pequeño, se justifica con los beneficios ambientales y de marketing. No se requiere cambio de maquinaria ni tampoco causa la pérdida de puestos de trabajo en la industria del plástico.